Categoría: Tratamientos para ojeras y bolsas

Si como yo, sufres de ojeras o bolsas y estás deseando deshacerte de ellas, en esta sección econtrarás todos los posibles tratamientos de tus ojeras.

La causa más común de la aparición de ojeras es que la piel que se encuentra debajo de los ojos es muy fina. Esto puede ser provocado por condicionantes genéticos, la edad, retención de líquidos, etc.

Así pues, cuando la piel se hace más fina, los vasos sanguíneos que hay debajo de ella se hacen más visibles y es precisamente la sangre que se encuentra debajo de la piel la que da a las ojeras ese aspecto oscuro y amoratado.

Además, no dormir lo suficiente también puede provocar ojeras, pues dicha carencia afecta al sistema circulatorio de tu cuerpo, por lo que los vasos sanguíneos no se drenan de forma adecuada.

Las ojeras no le quedan bien a nadie y librarse de ellas significa tener un aspecto más sano, más descansado y mucho más joven.

Por lo tanto, a continuación te queremos presentar algunos tratamientos y remedios fáciles que te pueden ayudar a librarte de las ojeras y hacerlas desaparecer, o al menos reducirlas.

Tratamientos con láser

Los tratamientos con láser son una forma efectiva de acabar con las ojeras, suavizar la piel que se encuentra debajo de los ojos y reducir las rojeces y la decoloración que se pueden producir en esta zona de la cara.

Este tratamiento utiliza luz ultravioleta o infrarrojos invisibles para crear longitudes de onda que liberan una energía que se mueve a lo largo y ancho de la piel.

La energía es absorbida a través de las capas de la piel y provoca un efecto reparador, al mismo tiempo que corrige los pigmentos oscuros e irregulares de la piel que provocan los círculos oscuros.

  • Si la oscuridad de tus ojeras tiene una causa vascular, entonces el láser VBeam Perfect es una muy buena opción.
  • Si la oscuridad es consecuencia de una pigmentación excesiva de la piel, entonces Pico Way es una posibilidad más efectiva.
  • Y, finalmente, para tratar las decoloraciones profundas, los dermatólogos recomiendan el uso de Fraxel, que reduce la oscuridad en entre tres y cinco sesiones.

Sea cual sea el tipo de láser que escojas, asegúrate de acudir a un médico con experiencia que esté especializado en tratamientos con láser, y asegúrate de que te hace una consulta previa en la que te explique detalladamente qué láser utilizará y por qué.

Ácido hialurónico

Como ya hemos mencionado, una de las razones de la aparición de ojeras es el hecho de que la piel que hay debajo de los ojos se ha vuelto más fina.

Cuando esto ocurre, se empiezan a ver los vasos sanguíneos y otros componentes que están debajo de la piel que tienen un color oscuro.

Suele ser parte del proceso de envejecimiento, pero algunas personas pueden empezar a experimentar este problema más pronto o descubrir que sus tonos azules son más pronunciados de lo que se podría esperar.

Así, los médicos pueden inyectar ácido hialurónico para rellenar la zona, de forma que los párpados inferiores parezcan menos hundidos y ensombrecidos.

Cuando las ojeras están causadas por el hundimiento que se produce en la piel que hay debajo de los ojos, la única solución que existe a largo plazo es este tipo de inyección.

Puedes leer toda la información completa sobre el tratamiento de ojeras con ácido hialurónico.

Exfoliaciones especializadas

Si las ojeras no están provocadas por el hundimiento de las zonas de la piel situadas bajo los ojos o porque la piel se ha vuelto más fina, puede que simplemente necesitemos corregir el tono y la textura de tu piel.

Para conseguirlo, quizá sea buena idea probar con las exfoliaciones químicas.

Una exfoliación o peeling con una combinación de ácido láctico, glicólico y salicílico funciona de una forma no invasiva para proporcionar una nueva claridad a las áreas que se encuentran alrededor de los ojos.

Este tratamiento también es efectivo a la hora de mejorar las finas líneas y arrugas mientras regula la grasa de la piel y la dilatación de los poros y es una opción adecuada para todo tipo de pieles.

Los peelings químicos rejuvenecen la piel que se encuentra alrededor de los ojos, eliminando cuidadosamente la capa superior de la piel que se ha visto dañada y afeada.

Una vez que esta capa superior es eliminada, queda a la vista una nueva, más joven y más sana.

Es un tratamiento para las ojeras que no es invasivo y es realizado habitualmente por un dermatólogo. Su duración depende del tipo de tratamiento que se elija (superficial, medio o exfoliación profunda).

Carboxiterapia

La carboxiterapia es un tratamiento mínimamente invasivo que funciona introduciendo unas pequeñas cantidades de dióxido de carbono suavemente en la piel necesitada de oxígeno que se encuentra debajo de los ojos.

Esto obliga a que los capilares se abran y proporcionen más oxígeno a esta zona de la piel.

Como resultado de la mejora de la circulación sanguínea, la piel tiene un aspecto más brillante, tiene mayor elasticidad, mejora la producción del colágeno y ayuda a suavizar las finas líneas y arrugas que acentúan las ojeras.

Mesoterapia

La mesoterapia es una técnica mediante la cual cantidades microscópicas de productos farmacéuticos, vitaminas y minerales se inyectan en la piel para ayudar a rejuvenecerla y repararla.

En este procedimiento, se utiliza una aguja muy pequeña que apenas produce molestias.

La mesoterapia es un proceso que tiene bastante éxito a la hora de reducir las ojeras, especialmente cuando están acompañadas por hinchazón y flacidez de la piel.

El resultado es que tus ojos tendrán un aspecto más brillante y te verás más joven.

Blefaroplastia

Si la piel debajo de los ojos está hinchada todo el tiempo sin importar lo que hagas para reducirla, probablemente se tratará de bolsas de grasa, que suelen aparecer con la edad.

Por desgracia, sólo pueden ser eliminadas por un cirujano plástico a través de un procedimiento que recibe el nombre de blefaroplastia.

Este procedimiento puede durar entre una y tres horas y una persona puede tardar en recuperarse varias semanas.

Relleno con micro-agujas (dermaroller)

El relleno con micro-agujas es un proceso mediante el cual se crean pequeñas heridas en la piel para ayudar a estimular la producción de colágeno y espesar la piel que se encuentra debajo de los ojos, haciendo así que las ojeras sean menos visibles.

La mayoría de los comentarios de personas que se han sometido a este tratamiento dicen que las ojeras profundas y la hinchazón desaparecieron y dejaron de producirse durante semanas.

Vitaminas K, C, E, A y B3

Existen muchas vitaminas y suplementos que ayudan a reducir o eliminar las ojeras.

Una de ellas es la vitamina B3, pues su falta puede jugar un importante papel en la formación de las ojeras. De esta forma, aumentar su consumo tiene un efecto positivo en ellas.

Antes de comprar cualquier crema para tratar las ojeras, debes asegurarte de que contiene ingredientes activos que te puedan dar óptimos resultados.

Estos ingredientes activos deben incluir la vitamina K, que ayuda a reducir el tamaño de los vasos sanguíneos dilatados y es esencial para tener una circulación y coagulación de la sangre sanas.

Por su parte, la vitamina C tiene un papel muy importante a la hora de mantener tu piel sana y brillante, dado que tiene propiedades antioxidantes, que combaten la inflamación y que aumentan la producción de colágeno.

Por último, la vitamina E mantiene tu piel fuerte, elástica e hidratada.

Puedes leer el artículo completo sobre el tratamiento de ojeras y bolsas con vitaminas naturales.

Jade Rolling

El conocido como “Jade Rolling” es una antigua práctica china.

Se trata de una especie de masaje facial que aumenta la circulación de la sangre y ayuda a mejorar el drenaje linfático, trabajando así para disminuir las ojeras y las finas líneas de expresión de los ojos.

Simplemente, pasa el rodillo de jade por encima de la piel de abajo arriba, desde el cuello hasta la frente, centrándote especialmente en la zona que se encuentra debajo de los ojos.

La fría piedra despierta la piel instantáneamente y hace que esté más brillante.

Aunque no puede acabar con las ojeras, es una gran técnica para poner en práctica cada mañana para mantener la piel en la mejor forma posible.

Retinol

Si tus ojeras se vuelven más claras cuando ejerces presión sobre ellas, entonces probablemente estén causadas porque se te pueden ver los vasos sanguíneos a través de la piel.

Cuanto más gruesa sea tu piel, menos se verán los vasos sanguíneos. Para conseguirlo, puedes aplicar crema con retinol encima de la piel que se encuentra justo debajo de tus ojos cada noche, para ayudarla a crear colágeno y a espesarse.

Busca una crema que esté especialmente concebida para la zona de los ojos y que se especialice en hacer que la piel sea menos transparente, de forma que las ojeras sean menos visibles.

Pero ten cuidado, una aplicación demasiado frecuente de este tratamiento puede provocar la aparición de círculos rojos y escamados alrededor de los ojos, que adquirirán un color marrón o gris mientras se curan, especialmente si tienes un tono de piel moreno u oscuro.

Compensa el retinol con una crema especializada para la zona de los ojos nutritiva que reduzca las posibilidades de sufrir irritaciones y fortalezca la piel.

Remedios caseros para eliminar las ojeras

Existen muchas técnicas, remedios o métodos caseros que podemos poner en práctica para minimizar, reducir, prevenir o incluso evitar las ojeras.

Si ya tienes este problema, existen muchos productos que puedes probar, tales como:

  • Aplicar pepino,
  • bolsas de té,
  • patatas,
  • hojas de menta,
  • leche,
  • yogur,
  • leche de almendras,
  • gel de aloe vera,
  • aceite de argán,
  • vinagre de manzana,
  • leche de coco,
  • aceite de castor,
  • tomate,
  • aceite de semilla de uva,
  • agua de rosas,
  • miel,
  • bicarbonato,
  • aceite de jojoba,
  • aceite de kalonji,
  • zumo de limón o vaselina.

Entre otros muchos productos, sobre la piel que se encuentra debajo de los ojos.

A continuación vamos a mostrar algunas de las mejores formas en las que se pueden mezclar y usar estos remedios.

Contienen vitaminas y minerales esenciales que te ayudarán a mejorar la salud de la sensible piel que se encuentra alrededor de los ojos.

Úsalos con asiduidad y pronto empezarás a experimentar una gran diferencia en tu apariencia.

Pepino

Lo único que necesitas es un pepino fresco.

  1. Corta el pepino en rodajas gruesas y mételas en el frigorífico durante al menos 30 minutos.
  2. Cuando pase este tiempo, coge dos rodajas y póntelas encima de los ojos, asegurándote de que cubran totalmente la zona afectada.
  3. Déjatelos puestos durante al menos 10 minutos, pasados los cuales debes lavarte los ojos con agua fría.

Realiza este proceso al menos dos veces al día durante aproximadamente una semana para empezar a ver los resultados.

Bolsas de té

Sólo necesitas dos bolsas de té verde.

  1. Sumérgelas en agua y luego mételas en tu frigorífico durante un tiempo.
  2. Posteriormente, ponte las bolsas de té encima de los ojos durante aproximadamente 15 minutos.
  3. Después, lávate la cara.

Haz esto todos los días hasta que adviertas una mejoría.

Patatas gratinadas

Para este truco, necesitarás una patata cruda y dos bolas de algodón.

  1. Para prepararlo, asa la patata a la parrilla y extrae el caldo que sale de ella.
  2. Después, moja las dos bolas de algodón en el jugo resultante y sitúa las bolas de algodón encima de las ojeras, asegurándote de que cubren completamente la zona afectada.
  3. Déjalas encima de las ojeras durante 10 minutos.
  4. Después, quítalas y lávate los ojos con agua fría.

Para ver resultados positivos, realiza este proceso dos veces al día durante dos o tres semanas.

Leche

Sólo necesitas un cuarto de tazón de leche fría y bolas de algodón.

  1. Lo que tienes que hacer es coger una de las bolas de algodón y meterla en la leche fría. Repite el proceso con la otra.
  2. Una vez empapadas, póntelas encima de los ojos, asegurándote de que cubran totalmente toda la zona afectada.
  3. Mantén las bolas en esa posición durante 15 minutos, después de los cuales debes lavarte con agua normal.

Te recomendamos que repitas este proceso una vez al día durante al menos dos semanas.

Hojas de menta

Lo único que necesitas son unas cuantas hojas de menta.

  1. Cuando las tengas, tritúralas y mézclalas con unas gotas de agua hasta que tengas una pasta fina.
  2. Aplica esta pasta sobre la piel que se encuentra debajo de los ojos y déjatela puesta durante al menos 10 minutos.
  3. Posteriormente, lávate los ojos con agua fría.

Utiliza esta pasta todas las noches antes de irte a la cama.

Yogur y perejil

En primer lugar, debes tener a tu disposición un puñado de perejil y una cucharada de yogur.

  1. Mezcla las hojas con el yogur y machácalas, de forma que todo quede bien mezclado.
  2. Después, aplica esta mezcla encima de la piel que se encuentra debajo de los ojos.
  3. Déjala secar durante diez minutos.
  4. Aclárala con agua templada.

Puedes utilizar esta máscara dos o tres veces por semana.

Protector solar

Puede parecer una tontería, pero a muchas personas se les olvida la importancia de usar protector solar para evitar problemas de exceso de pigmentación.

La pigmentación precisamente es uno de las causas más comunes de las ojeras, así que proteger tu piel del sol es una buena forma de prevenir su empeoramiento.

Como recomendación, lo ideal sería usar siempre protector solar por encima de un factor 50 y que tenga una fórmula que no gotee ni se pegue, para que no se te pueda meter en los ojos y los irrite.

Y repetir la aplicación cada 2 horas aproximadamente, sobre todo si estamos muy expuestos al sol.

Conclusiones

Como ves, existen muchas maneras de minimizar y mejorar las ojeras.

Algunos son mejores que otros, e incluso algunos son gratuitos, caseros y se pueden realizar utilizando productos de la vida cotidiana.

Busca la técnica que mejor se adapte a tus necesidades y a tu presupuesto.

Existen muchas posibilidades que puedes probar, por lo que, ¿a qué estás esperando?.