Causas de las bolsas, ojeras y arrugas del rostro

Mitos sobre cómo se forman las ojeras y qué es lo que verdaderamente las causa

--/5
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Vota la primera!
Cargando...

¿Qué son las ojeras? ¿Cuáles son sus causas? Derribamos los mitos más conocidos para que aprendas más sobre los factores que acentúan las ojeras.

Muchos hemos escuchado acerca de por qué tenemos ojeras y las razones que las causan. Sin embargo, ¿qué tan verdaderas pueden ser? En este artículo, nos propusimos como objetivo recopilar todos esos mitos que hemos padecido a lo largo de nuestras vidas y derribarlos o no de una vez por todas.

Por ello, con evidencia científica y datos particulares, te guiaremos acerca de lo que verdaderamente causa las ojeras y también por aquellos motivos de los que ya puedes ir perdiendo cuidado.

Las ojeras siempre han estado rodeadas por los mitos acerca de cómo se ocasionan en nuestro rostro. Inclusive, nos han incitado a poner en práctica dudosos métodos caseros. Hoy, le decimos basta eso.

¿Qué son las ojeras?

Antes de comenzar directamente a desarrollar cada uno de los mitos que rodean a las ojeras, primero debemos saber qué son. La información a la que referimos aquí fue extraída de las investigaciones del Instituto Francés Arcane Reseach.

El término médico específico para ellas es “hipercromía idiopática del anillo orbitario”, un conjunto de palabras más que sugerentes para referirse a las ojeras. No es sorprendente, ya que regularmente la medicina especializada utiliza esta clase de vocablos para denominar afecciones que en la vida cotidiana llevan nombres diversos.

Pero ¿qué quiere decir específicamente “hipercromía idiopática del anillo orbitario”? Desglosémoslo a continuación.

La hipercromía idiopática significa a la alteración de color que se produce alrededor del anillo orbitario, que son los círculos que ubicados debajo de la zona de los ojos. El músculo orbital ve alterada su anatomía y, en consecuencia, se producen las ojeras.

Esta alteración del color se produce debido a una producción en demasía de melanina y también por producto de la dilatación de los capilares ubicados de manera cercana a la piel.

La melanina es un pigmento de tonalidad negra y marrón proveniente de los ácidos carboxílicos de dihidroxiindol. En el ser humano, la melanina se puede encontrar en el pelo, la piel, entre otros. Pero, fundamentalmente, en el epitelio de la retina. El color de la piel está determinada por ella. Por tales motivos, si hay mucha producción, veremos conformadas a las ojeras.

Por otro lado, la dilatación de los capilares está vinculada con el relajamiento de las paredes que permiten el flujo sanguíneo. Entonces, en este sentido, el diámetro que posean las ojeras tiene que ver directamente con este factor.

El sol, el cansancio y el insomnio también pueden producir ojeras, siendo sus causas multifactoriales.

Hasta el momento, la patogénesis de las ojeras es desconocida. Es decir, sabemos qué las causa de acuerdo a la ciencia, pero su origen puntual o cómo apareció es desconocido.

Mito 1: No dormir es la principal causa de las ojeras

Como hemos expresado en el apartado anterior, la realidad de las causas de las ojeras son multifactoriales. Esto quiere decir que el conjunto de factores diversos son los que pueden ocasionar las arrugas.

Por lo tanto, no dormir no puede ser una causa principal, sino parte del conjunto de aquellas que pueden estar ocasionándote ojeras.

En este caso, la falta de descanso o padecer insomnio y no poder dormir por las noches puede ser una de las causas que están ocasionando las arrugas. Al no existir una única causa, es recomendable que revises tus hábitos cotidianos para tener mayores certezas.

Mito 2: Reducir la ingesta de sal puede disminuir las ojeras

Esta sí que ha sido una “cura” para las ojeras muy escuchada. Sin embargo, dista mucho de la realidad. Comer sal no altera la composición de la melanina ni la dilatación de los capilares, causas que enumeramos en el primer apartado.

La sal está asociada al sodio, por lo tanto, este elemento no tiene en absoluto nada que ver con las ojeras que aparecen en nuestro rostro.

No ha sido comprobado científicamente que las ojeras disminuyan debido a no ingerir sal o alimentos que la contengan.

Mito 3: Se pueden “curar” con terapia de láser

La terapia de láser está en auge en la actualidad. En el último tiempo, ha comenzado a gozar de alta reputación debido a su capacidad de destruir tejidos con mucha seguridad para los pacientes.

La terapia de láser está indicada principalmente para pacientes con enfermedades en la visión o que deban someterse a extirpaciones de tejidos. No está indicada para ojeras.

Sin embargo, lo que sí existe es un tratamiento con láser específico para las ojeras que no “cura”, pero sí es capaz de reducirlas ampliamente.

La técnica Q-switching es la encargada de proveer muy buenos resultados para aquellos pacientes que deseen evitar que sus ojeras sean muy notorias. Aquí, para su procedimiento, entran en juego la intensidad de la luz y su descarga sobre la zona a tratar.

Gracia a su tecnología de picosegundos, es posible destruir el exceso de melanina por medio de sus inhibidores y proceder a la consecuente aclaración de las ojeras. Los resultados son observables a partir de 4-5 sesiones efectuadas cada 15 días.

La técnica con láser Q-switch permite la reducción de las arrugas y su futura aparición por, al menos, dos años. Además, como bonus, combate también las arrugas que se forman en esa zona.

Mito 4: La exposición al sol puede ser un factor determinante para la aparición de ojeras

Este mito va de la mano con el primero que ya debatimos. No existen factores determinantes que forman las ojeras. Al contrario, se trata precisamente de una suma de ellos.

La exposición al sol puede ser uno de los factores que incidan en la creación propiamente dicha como multifactorial, es decir, debido a un conjunto de factores que ocasionan las ojeras.

El sol, como ya hemos referido en muchos artículos, es uno de los detonantes de afecciones variadas en la piel y las ojeras no se libran de él.

El impacto del sol sobre las ojeras puede ayudar a incrementar su tonalidad y tornarla inclusive más oscura, siendo también afectados los pigmentos por los rayos solares.

Lo mejor que puedes hacer si deseas evitar que la exposición solar forme parte multifactorial de las ojeras y utilizar con regularidad protección solar.

Mito 5: Tener los aros orbitales más oscuros es normal

Es cierto que la mayoría de las personas tenemos ojeras. Esto es tal hasta el punto que se llegó a creer que tener per se los aros orbitales más oscuros era parte de la anatomía humana.

Sin embargo, esto no es cien por ciento real. Las zonas oscuras que se conforman por debajo de nuestros ojos son producto de muchos de los factores que nombramos anteriormente.

Si bien es común tenerlas, esto no quiere decir que siempre serán parte de cada una de las personas. Las ojeras se deben a numerosas causas y no son producidas sin motivo.

La dificultad puntual está en conocer cuáles son los factores específicos para cada persona que le causan las ojeras y son diferentes en cada caso.

Mito 6: El envejecimiento está relacionado con la acentuación de las ojeras

Podríamos decir que esta es una de las causas que, hasta la fecha, no ha sido comprobada, por lo cual, no es posible afirmar que el envejecimiento acentúe las ojeras.

Hemos nombrado ya a la exposición solar, el cansancio y falta de sueño. A estos factores, también se le unen la anemia, la ingesta de ciertos medicamentos, alergias y deshidratación.

Pero el envejecimiento es lo único que no está estrictamente relacionado con las ojeras. Es muy común que muchas personas jóvenes sufran de ojeras, como así también lo hacen en igual medida las personas de mayor edad.

Mito 7: Las personas con los ojos “profundos” o “hundidos” son propensas a padecer ojeras

Los ojos son la entrada al mundo de alguien. Las particularidades de cada uno de ellos hace que cada persona posea características especiales.

Uno de esos tipos de ojos son los “hundidos” o lo que poseen una gran profundidad al insertarse en el rostro. ¿Quiénes tienen estos ojos puede que padezcan más ojeras?

Los ojos hundidos pueden ofrecer una ilusión de zonas más oscuras alrededor de ellos por sus propias características. Es decir, no se encuentra deliberadamente en relación con la aparición de ojeras. Por el contrario, estamos hablando de dos factores diferentes.

Sí puede dar la ilusión de ello, aunque sin presentar evidencia científica puntual.

Si posees esta característica forma de ojos y sientes que acentúa tus ojeras, puedes utilizar correctores o rellenadores. Consulta con tu profesional dermatológico de confianza.

RebajasMás Vendido N. 1
Maybelline New York, Corrector de Ojeras, Bolsas e Imperfecciones, Con Bayas de Goji y Haloxyl, Tono: 01 Light, 6.8 ml
Maybelline New York, Corrector de Ojeras, Bolsas e Imperfecciones, Con Bayas de Goji y Haloxyl, Tono: 01 Light, 6.8 ml
Contenido: 1 x Corrector/borrador de ojeras, Tono: 01 Light, Cantidad: 6.8 ml
−2,37 € 6,62 €
Más Vendido N. 3
Essence - corrector de larga duración stay all day 16h. - 10 natural b.
Essence - corrector de larga duración stay all day 16h. - 10 natural b.
Marca Nº1 en Europa; Productos de calidad a precio reducido; Innovadora, juvenil y llena de vida
2,99 €
RebajasMás Vendido N. 4
NYX Professional Makeup Can'T Stop Won'T Stop Contour Concealer, Beige (Light Ivory)
NYX Professional Makeup Can'T Stop Won'T Stop Contour Concealer, Beige (Light Ivory)
Corrector vegano mate de cobertura total, waterproof y de larga duración hasta 24 h; Contiene: 1 x NYX Professional Makeup Can't Stop Won't Stop Contour Concealer
−0,70 € 8,20 €
RebajasMás Vendido N. 5
Rimmel London, Hide The Blemish Corrector Tono 004 Natural Beige, 4.5 gr
Rimmel London, Hide The Blemish Corrector Tono 004 Natural Beige, 4.5 gr
Corrector de ojeras e imperfecciones en barra; Stick que camufla las ojeras, granitos e imperfecciones
−2,10 € 2,40 €

Mito 8: Los remedios caseros pueden ayudar a reducir las ojeras

Existen fórmulas caseras para reducir ojeras ampliamente divulgadas gracias a internet que prometen la desaparición y “cura total” de las ojeras.

En relación con este tema, lo cierto es que muchas veces puede estar tratándose de falsa información. Sin embargo, en algunos casos, las opciones caseras tienen más que ver con cremas específicas que pueden ayudar a disimular las ojeras, pero nunca efectivamente “curarlas”, ya que no se trata de una enfermedad.

Este estudio académico se aproxima a la reducción de ojeras por medio del empleo de manzanilla.

Si deseas reducir tus ojeras con cremas o soluciones caseras, lo más probable es que fracases en tu intento. Por el contrario, si buscas disimularlas seguramente algunas de ellas sean grandes opciones. Consulta siempre con tu dermatólogo antes de comenzar a utilizar cualquier clase de producto indicado.

Las verdaderas causas de las ojeras

A lo largo de este artículo, hemos recopilado valiosa información sobre las ojeras, llegando a una puntual conclusión: es muy difícil determinar puntualmente las causas de las ojeras.

La exposición solar, la deshidratación, la falta de sueño, fórmulas medicinales y alergias son las causas más comunes de la aparición de las ojeras, es decir, la sobre producción de melanina y dilatación de capilares.

Si bien las conocemos y hemos podido nombrar algunas, estas siempre varían de persona a persona, manifestándose ya sea con mayor o menor intensidad.

Lo que sí, ya podrás tener seguridad acerca qué cosas son ciertas y qué no acerca de su formación.

Última actualización el 2021-07-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta