fbpx

Coolsculpting para eliminar grasa sin cirugía

--/5
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Vota la primera!
Cargando...

Resumen: ¿Quieres eliminar grasa localizada de manera definitiva? Conoce la técnica de coolsculpting y consigue tu apariencia ideal sin agujas.

Coolsculpting es una técnica que cada vez está adquiriendo más popularidad entre los tratamientos clínicos estéticos más elegidos.

Coolsculpting: Lo que tienes que saber

Coolsculpting es una innovadora técnica estética que reduce la grasa localizada de manera deifinitiva sin utilizar medios quirúrgicos.

Coolsculpting está basado científicamente en la criolipólisis. Ha sido comprobado que la piel expuesta al frío, responde favorablemente a la hora de eliminar y descomponer la grasa.

Al sacar la energía de las capas de tejido graso, el procedimiento hace que estas células grasas mueran paulatinamente sin que afecte a músculos, nervios u otros tejidos cercanos.

Coolsculpting es una técnica ideal para eliminar grasa que no es posible erradicar solo con dieta y ejercicio.

¿Qué quiere decir esto? Si te sometes a un tratamiento de Coolsculpting, no tendrás que lidiar con el miedo al bisturí ni con postoperatorios tediosos.

Al contrario, Coolsculpting actúa congelando las células grasas localizadas en partes específicas del cuerpo.

Lo mejor de este tipo de tratamiento es que no es invasivo, lo cual quiere decir que, si decides optar por esta técnica, no tendrás que someterte a ningún tipo de quirófano.

Coolsculpting es una técnica aprobada y certificada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) desde al año 2012.

Puedes optar por Coolsculpting en las siguientes áreas de tu cuerpo:

  • Adbomen superior e inferior
  • Muslos internos y externos
  • Brazos
  • Barbilla
  • Espalda
  • Nalgas

El procedimiento

Coolsculpting funciona bajo una técnica que implica el empleo de temperaturas de congelamiento para descomponer las células grasas.

El frío no daña a otras células, sino únicamente aquellas que posee grasa extra. Esto quiere decir que es imposible que dañe la piel o el tejido subyacente.

Está basado en la técnica de enfriamiento de la grasa subcutánea (capa grasa que se sitúa por debajo de tu piel), de forma que las células de grasa son eliminadas debido al enfriamiento y se absorben así en el cuerpo.

Durante el procedimiento, el médico o médica aspira la piel por encima del área del tejido graso por medio de un aplicador que emite ondas a temperaturas gélidas para enfrían las células grasas. Las bajas temperaturas adormecen el área.

Las personas que se someten al tratamiento de Coolsculpting experimentan una sensación de frescor mientras les es aplicada esta técnica.

El procedimiento lo realiza una persona especializada en medicina con un artefacto manejado manualmente. Para que lo entiendas mejor, este aparato se asemeja mucho a una aspiradora.

El instrumento está construido con una tecnología poder tratar la succión a temperatuas gélidas.

Primero, tu médico o médica utilizará una almohadilla de gel y también un aplicador en el área (o áreas) objetivo a eliminar la grasa.

¿Cuál es el efecto de el artefacto aplicador? Básicamente, este dispositivo proporciona enfriamiento sobre las áreas de cuerpo en las que desees eliminar grasa.

Para que funcione, tu médico o médica deberá moverlo continuamente sobre las distintas áreas de tu piel.

Mientras te realizas tu Coolsculpting puedes tranquilamente escuchar música, leer o inclusive usar tu ordenador.

Beneficios de Coolsculpting

Los beneficios de Coolsculpting son numerosos. A continuación, te los detallamos:

  • El procedimiento no requiere anestesia ya que no es invasivo.
  • Luego de haberte sometido a Coolsculpting, puedes inmediatamente volver a tus actividades cotidianas.
  • Seguro y eficaz. No existen riesgos ni peligros.
  • Aumento de tu autoestima. Te olvidarás de la grasa localizada y podrás lucir la ropa que quieras sin preocuparte por tu aspecto.
  • Las células grasas eliminadas no vuelven jamás. Es un tratamiento con duración de por vida.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo dura el procedimiento?

La mayoría de los procedimientos de Coolsculpting tardan entre una y tres horas.

¿Es doloroso?

No. Coolsculpting no es para nada doloroso. Sin embargo, es común experimentar sensaciones de tirones o pellizcos durante el proceso, propio del frío que se está aplicando a tu piel.

Tu médico masajeará inmediatamente las áreas tratadas una vez finalizado para romper cualquier tejido profundo que pueda haber sido congelado.

¿Es necesario algún tipo de reposo posterior?

No. Esto se debe a que no existe daño en la piel entonces, no es necesario ningún tiempo de recuperación en los tejidos.

¿Cuánta cantidad de grasa disminuye?

Después del procedimiento, las áreas de grasa que fueron tratadas tardan entre 4 y 6 meses en abandonar el cuerpo.

Empezarás a notar los cambios a partir de las tres semanas posteriores.

Para que entiendas mejor: durante los meses posteriores al tratamiento, las células grasas digeridas se envían al sistema linfático para ser filtradas como desechos.

En ese tiempo, el área de grasa disminuirá en un promedio del 20 por ciento.

¿Para quiénes está indicado este tratamiento?

Coolsculpting está indicado tanto para hombres y mujeres mayores de edad.

¿Existen centros en España especializados en Coolsculpting?

Sí. El centro de centro de estética Carmen Sarmiento es el único sitio ubicado en Sevilla donde puedes obtener Coolsculpting.

Puedes contactarte con el centro Carmen Sarmiento a través de su web, por teléfono o por e-mail.

¿Tiene efectos secundarios?

No se han reportado efectos secundarios de alta gravedad.

No obstante, algunos de los efectos más comunes que puedes experimentar son:

  • sensación de frío intenso,
  • sensibilidad,
  • hormigueos,
  • calambres,
  • enrojecimiento,
  • hinchazón,
  • aparición de algunos moretones.

Todos estos efectos desaparecen al cabo de 1- 2 semanas de haber finalizado el tratamiento.

Recomendaciones

Si has decidido someterte al procedimiento de Coolsculpting, puedes tener en mente ir adquiriendo hábitos saludables que ayudarán a evidenciar diferencias notorias en tu cuerpo.

Ya sea antes o después del tratamiento, procura mantener un estilo de vida saludable donde incluyas una dieta balanceada y ejercicio físico regular.

Por favor, ayúdame a hacer llegar este contenido al mayor número de personas posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Escritora y todo lo que eso signifique. Licenciada en Letras.

Deja una respuesta

El email no se publica. Todos los campos obligatorios, salvo Web.